Leucemia es el término que se utiliza para definir a un grupo de enfermedades malignas de la sangre (cáncer en la sangre), Cuándo las personas escuchan el término lo asocian a una condición médica irreversible, pero no todas las leucemias son iguales y por tanto se comportan de manera distinta. La clasificación de las leucemias depende del tipo de célula que se multiplique y del estado de madurez de la misma, están las Leucemias Agudas y las Crónicas que pueden ser Mieloides o Linfoides y cada una se divide a su vez en subtipos. Las Leucemias representan el 3.6% de todos los cánceres y representan el 4.1% de las muertes por cáncer.

instm

En el 2015 solo en América Latina hubo un estimado de 79,268 nuevos casos, es más frecuente su aparición en hombres que en mujeres y personas mayores de 60 años, aunque dependerá del tipo de leucemia.

La causa específica de estas enfermedades es desconocida, pero se sabe que es un cambio genético que ocurre en una colonia de células, haciendo que se multipliquen de manera anormal en el espacio de la médula ósea (espacio dentro de los huesos), dichas células no funcionan normalmente y tienen la capacidad de infiltrarse en los órganos provocando daño de los mismos e impiden la producción normal de células de la sangre provocando anemia, sangrados anormales y susceptibilidad a las infecciones.

Factores de riesgos que aumentan la probabilidad de padecerla:

1- Exposición a las radiaciones (sobrevivientes bomba atómica como los casos de Chernóbil y Fukushima, tratamientos con radioterapia.)
2- Exposición a algunas sustancias químicas (medicamentos de quimioterapia, el benceno usado en la industria para pintura, detergentes, gasolina etc.)
3- Infecciones virales (virus HTLV-1, Epstein Barr virus).
4- Enfermedades hereditarias (síndrome de Down, anemia de Fanconi, neurofibromatosis, etc.)
5- Una persona que tenga un gemelo idéntico con leucemia.

Manifestaciones clínicas

El cuadro clínico es diverso y dependerá del tipo de leucemia: Aguda o Crónica, donde muchas veces se detecta de manera casual por un hemograma realizado de manera rutinaria, pero en ambas pueden ocurrir manifestaciones inespecíficas como:
1. Mareos
2-Debilidad General.
3-Fiebre.
4-Sangrado por las encías al cepillado o espontáneo y en la piel con moretones.
5-Dolor en los huesos.

Prevención

Hasta la fecha no se conoce ninguna forma de prevenir la leucemia. Los expertos aconsejan llevar una vida saludable y sin hábitos tóxicos, recomendaciones válidas también para la prevención de otras enfermedades oncológicas y que ayudarían, además, a afrontar en mejores condiciones el tratamiento que requiere este tipo de cáncer, en el caso de que llegue a desarrollarse la enfermedad.

La detección temprana es la clave, pues mientras más rápido se inicie el tratamiento mejor pronóstico tendrá, así que chequeos rutinarios y acudir inmediatamente se presenten síntomas ayudará a detectar la enfermedad lo antes posible.

El tratamiento de todas las leucemias se hace con la administración de quimioterapia que varía de acuerdo al tipo de leucemia, con la finalidad de matar las células anormales, los trasplantes de médula ósea son otra herramienta terapéutica sobre todo en las leucemias agudas.

En las últimas décadas el avance en el conocimiento de la biología molecular y en la citogenética han ayudado al desarrollo de medicamentos que van dirigidos a alteraciones genéticas específicas aumentando la sobrevida y la calidad de esta en pacientes con algunos tipos de leucemia, como es el caso de la Leucemia Mieloide Crónica, hoy en día con medicamentos orales se ha logrado aumentar la sobrevida de 4 años a más de 20 años.

Escrito por: Dra. Mayra Pimentel – Hematólogo
Gerente del Servicio de Hematología del Instituto Nacional de Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavares (INCART).
Ext. 2033

Compartir esta información:
error