Pacientes de mas de 40 años que han superado un cáncer en la infancia pueden sufrir alguna cardiopatía importante, si realizamos el abordaje, manejo en conjunto, disminuimos en 18% la posibilidad de falla cardíaca.

Las neoplasias (cáncer), aunado a las enfermedades cardiovasculares son de las principales causas de muerte a nivel mundial.

En los últimos años vemos  más supervivientes del cáncer, triplicando el riesgo de enfermedad cardiovascular, en ocasiones por el tratamiento antineoplásico, a medio o largo plazo,  o debido a factores de riesgos independientes al cáncer como, ser fumador, colesterol elevado, diabetes, hereditario, los cuales son los mismos factores que favorecen a enfermedad cardiovascular. Existe el término de cardiotoxicidad, que es el conjunto de eventos o enfermedades cardiovasculares, producto del tratamiento  para el cáncer.

Es importante puntualizar que todo paciente, debe recibir su tratamiento prescrito por su profesional oncólogo, pero previo a este, debe realizarse una evaluación de riesgos cardiovasculares, hacerse un ecocardiograma (estudio del corazón), para evidenciar una función normal del mismo, así como estudios pertinentes de ameritarlo, ademas en la evolución del mismo debe dar continuidad velando por posibles complicaciones, como descontrol o aparición de hipertensión, falla cardíaca, arritmias, hiperlipidemia, entre otras, durante las terapias.

Este seguimiento debe ser aun usted haya recibido tratamiento antineoplásico hace más de 5 años.

En la actualidad, existen centros con unidades de Cardiooncología, que trata de manera multidisciplinar (oncólogos, hemato-oncólogos, cardiólogos, psiquiatras, nutriólogos, enfermeras, endocrinólogos), disminuir el riesgo de avance o nueva aparición de enfermedades cardiovasculares en el paciente con cáncer, sumado al apoyo psicológico y nutricional del mismo.

Pacientes de mas de 40 años que han superado un cáncer en la infancia pueden sufrir alguna cardiopatía importante, pero si realizamos el abordaje, manejo en conjunto, disminuimos en 18% la posibilidad de falla cardíaca.

Debemos vigilar el desarrollo de factores de riesgos cardiovascular o síndrome metabólico, y ecocardiograma periódicamente, para monitorizar el bombeo del corazón adecuadamente.

Promover un estilo de vida saludable y ejercicio regular, ayudará a la supervivencia y disminución de afección cardiovascular.

Detectar a tiempo cardiopatias, seguimiento durante y despues de su tratamiento antineoplásico, asi como no minimizar o asumir sintomas de aviso de una patología cardiovascular, sin dudas colaborará a una evolución favorable.

Insistimos, puede finalmente lograr superar un diagnóstico y tratamiento del cáncer, siempre teniendo en cuenta que su salud cardiovascular, también va de la mano.

Si ha tenido historial de algún tipo de cáncer, recuerde hacer una evaluación cardiovascular completa.


Publicado en el:  Periódico El Nacional

 

 

Por: Dra. Claudia Almonte
Cardióloga – Gerente de Medicina Interna y Especialidades
|
Unidad de Cardiooncología, INCART