Es una enfermedad maligna de la medula ósea que se caracteriza por un aumento anormal de células plasmáticas; estas normalmente forman parte de nuestro sistema inmune y funcionan junto a otras células ayudándonos a protegernos contra infecciones y otros tipos de enfermedades. El mieloma múltiple puede afectar varios órganos siendo los más frecuentes: los huesos y los riñones. Representa el 10% de todos los canceres hematológicos es más frecuente en personas de edad avanzada (mayores de 60 años), de raza negra, muy raro en personas jóvenes menores de 40 años predominando en el sexo masculino.

Aunque su causa es desconocida se han descubierto alteraciones cromosómicas responsables de la transformación maligna de las células plasmáticas. Factores de riesgo: Edad avanzada, exposición a radiaciones y ciertas sustancias químicas, obesidad, desordenes previos de las células plasmáticas además del sexo masculino y la raza negra antes mencionados.

Síntomas:

Los síntomas más comunes son: dolor intenso en los huesos, fracturas patológicas, síntomas de anemia como: mareos, debilidad general, fatiga, infecciones frecuentes y en ocasiones tumores óseos.

Diagnóstico

Además de un examen físico para detectar signos del cáncer, su médico debe realizarle preguntas acerca de sus síntomas, antecedentes familiares, de salud y su historial de posibles
exposiciones a radiación o sustancias químicas. Para ayudar a hacer el diagnóstico también pueden se realizan los siguientes exámenes y pruebas:

– Análisis de sangre

– Pruebas de orina

– Rayos X

– Tomografía computarizada

– Resonancia magnética

– Tomografía por emisión de positrones (PET scan)

– Biopsia, si el tumor está en tejido blando

– Aspiración y biopsia de médula ósea

El diagnostico se realiza por criterios, en las pruebas de laboratorio podemos encontrar: anemia importante, aumento del calcio en sangre, elevación de la creatinina y la presencia de un pico anormal en la electroforesis de proteínas esta proteína anormal es secretada por las células plasmáticas, es decir, células plasmáticas en más de un 10% en la medula ósea o un tumor de células plasmáticas en hueso o fuera de él, además de componente monoclonal >30 g en sangre o en orina y lesiones líticas en hueso, anemia y falla renal.

Escrito por:
Dra. Tamayra Indira Cumba
Internista- Hematóloga
Servicio de Hematología del Instituto Nacional de Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavares (INCART).