Por: Dra. Ivette Rodríguez
Oncóloga
| Unidad Funcional de Cáncer de pulmón y Cáncer de torax, INCART


A propósito del mes de Noviembre, mes de crear conciencia sobre el Cáncer de Pulmón

No todo el que fuma presenta cáncer de pulmón, y no todos los paciente que presentan cáncer de pulmón han fumado. 

El Cáncer de pulmón representa la primera causa de muerte por cáncer, tanto en sexo femenino, como masculino, sobrepasando el cáncer de mama y el cáncer de próstata. Terrible enfermedad, con pronóstico muy variable, según la etapa en la que es diagnosticada.

Desafortunadamente los síntomas son muy inespecíficos, desde tos seca, sensación de falta de aire, debilidad, y perdida de peso, hasta llegar a  tener tanta falta de aire que requiere depender de oxigeno permantente, estos síntomas dependerán de la etapa de la enfermedad en la que son diagnosticadas.

El principal factor de riesgo es el consumo de tabaco, con una relación directa donde a mas exposición a tabaco fumados por año y mayor cantidad de tabaco fumado, genera mayor riesgo, vinculado al 80% de las muertes por cáncer de pulmón en Estados Unidos.

El humo de tabaco es una mezcla mortal de al menos 7,000 sustancias tóxicas, de las que al menos 70 causan cáncer. Las personas que dejan de fumar disminuyen el riesgo, convirtiéndose en ex fumadores, y los pacientes que dejan de fumar durante los tratamiento tienen mayor chance de éxito.

A pesar de que el tabaco es la principal causa, existe un 20% asociado a la exposición de segunda mano y otros agentes cancerígenos, tales como :

    • Radón, que es un gas natural que viene en las rocas y la tierra.
    • Asbestos, mineral al que se exponen personas que trabajan en molinos, minas, fábricas textiles.
    • Minerales radiactivos como el uranio.
    • Sustancias químicas o minerales.
    • Productos de combustión de diésel.
    • Contaminación ambiental.
    • Antecedentes familiares de cáncer de pulmón.

El diagnostico oportuno es quizás la dificultad mayor de éste grupo de pacientes, debido a que los familiares y la comunidad en ocasiones los excluyen bajo el concepto de que si fumó, éste se merece la enfermedad y por ende no merece el respaldo de la sociedad ni del sistema de salud, situación que retrasa su diagnóstico, lo que contribuye a que la mayoría de los pacientes sean diagnosticados en etapas muy avanzadas donde las estrategias de manejo son paliativas.

Importante resaltar que la condición de adicción al tabaco es una enfermedad que conlleva el trato de un especialista. En el país hay especialistas que prestan sus servicios en diferentes instituciones que manejan esta situación de adicción.

El manejo de ésta enfermedad es muy complejo e involucra especialistas de muchas ramas, incluyendo cirujano torácico, oncólogos, neumólogos, patólogos, radiólogos intervencionistas,  radio-oncóloga, médico familiar, trabajador social, parte psicológica, y psiquiatras especialistas en adicciones para el cese del tabaco, y otros. Afortunadamente en nuestro país contamos con la Unidad Funcional de Cáncer de torax y Cáncer de pulmón del INCART, donde se toman la pautas para abordar y tener diagnósticos más tempranos, ya sea vía radiología intervencionista o cirugía torácica.

El pronóstico de un paciente con cáncer de pulmón ahora es muy diferente al que presentaba 10 años atrás, en estos últimos años hemos tenido grandes avances, tanto en la parte de diagnósticos como terapéutica, impactando en el diagnóstico temprano y retrasando la progresión y la muerte en enfermedad avanzadas.

Descrito mundialmente como un manejo “personalizado”, donde cada caso se discute, afortunadamente en el país contamos con varias de las moléculas que se utilizan para esta enfermedad, como algunas inmunoterapia, terapias blancos, como inhibidores de TKIs, sin embrago, se requiere más respaldo de instituciones del estado, para mayor disponibilidad de éstas terapias y acceso a las mismas, igual algunas herramientas de diagnóstico y sobre todo, estrategias de orientación y de enseñanza a la población en general .

Quizás la parte más significativa es la prevención o detección temprana. Pacientes que fuman deben de buscar ayuda médica  para manejar esta situación y mundialmente en paciente fumadores pesados, que se definen como aquel que ha fumado al menos 30 años, 1 paquete de cigarrillo diario, o 15 años 1 paquete de 20 ciraggillos debe ser sometido a TAC de torax de baja dosis, porque este grupo de pacientes son pacientes de alto riesgo para cáncer de pulmón.

Para finalizar recordad que el tabaco esta relacionado a muchos tipos de cáncer, sobre todo al cáncer de pulmón, pero no todo el que tiene cáncer de pulmón ha sido fumador. Y que requiere un manejo multidisciplinario, de la mano de un especialista de adicciones.

Enfatizo en que no todo el que tiene Cáncer de Pulmón es porque ha fumado. Pues el riesgo de éste cáncer depende de muchos otros factores, no sólo del consumo de tabaco o cigarrillo.


Publicado en el:  Periódico El Nacional

Compartir esta información:
error