La donación automatizada o aféresis, es una forma especial de donación, en la que en lugar de extraer una unidad de sangre entera, al donante sólo se le extrae el componente deseado. Este proceso se realiza a través de una máquina que separa los componentes de la sangre permitiendo obtener un solo componente, maximizando así la donación. El componente o componentes seleccionados se separan a través de un mecanismo de filtrado y la sangre restante es retornada al donante.

La mayoría de las donaciones automatizadas consisten en la separación de estos componentes (plaquetas, glóbulos rojos, glóbulos blancos y plasma). Con este tipo de terapia los pacientes pueden recibir realmente lo que necesitan, significando así que se aprovecha al máximo cada componente extraído.
Componentes sanguíneos y su importancia

Las plaquetas, son esenciales para la coagulación de la sangre. La transfusión de plaquetas son necesarias para apoyar a pacientes sometidos a terapia de cáncer, cirugía de corazón abierto o trasplante de órganos, así como para pacientes con trastornos de sangrado. Las plaquetas tienen una vida útil muy corta y deben ser transfundidas dentro de los cinco días de la recolección. Esto requiere una reposición constante, una persona puede hacer donación de plaquetas hasta 24 veces al año.

Los glóbulos rojos, distribuyen el oxígeno a los tejidos del cuerpo a través de la hemoglobina, y lleva el dióxido de carbono residual de nuevo a los pulmones. Las transfusiones de glóbulos rojos son más necesarias después de una pérdida significativa de sangre debido a trauma o cirugía, o para tratar la anemia. La donación de glóbulos rojos puede hacerse cada ocho semanas. Una donación doble de glóbulos rojos completos, recogida por aféresis, se puede realizarse cada 16 semanas. La elegibilidad para una doble donación de glóbulos rojos tiene requisitos especiales, incluyendo niveles más altos de hemoglobina. Los donantes de tipo O negativo están en alta demanda porque son donantes de células rojas “universales”. Sus glóbulos rojos se pueden utilizar para la transfusión de pacientes con cualquier tipo de sangre.

El plasma, es la porción líquida que transporta todas las células y componentes de la sangre. El plasma contiene un gran número de proteínas y sustancias que a menudo son ingredientes importantes en los procedimientos médicos. El plasma incluye: Albúmina – una proteína útil para tratar enfermedades renales y hepáticas, Factores de coagulación – utilizados para tratar tipos de hemofilia y enfermedades en las que la sangre no coagula adecuadamente e Inmunoglobinas – estos anticuerpos ayudan a proteger contra las infecciones. Se utiliza para tratar a pacientes con deficiencias de factor de coagulación, como pacientes con insuficiencia hepática y aquellos pacientes con ciertos trastornos hemorrágicos. Las donaciones de plasma se pueden hacer cada cuatro semanas. Los donantes tipo AB están en alta demanda porque son donantes de plasma “universales”, es decir, que se puede utilizar para tratar a todos los pacientes.

Requisitos para hacer una donación por aféresis:

Para calificar, los donantes deben cumplir con todas las normas de donación de sangre requeridas, incluyendo:

• Tener por lo menos 18 años de edad. Los donantes menores de 18 años requieren el consentimiento de los padres. No hay límite superior.
• Pesar al menos 110 libras.
• Estar en buena salud general.
• No haber tenido fiebre, gripe, dolor de garganta.
• No haber tomado antibióticos para una infección en las 48 horas previas a la donación.
• Sin antecedentes de hepatitis.
• No usar drogas.
• No haberse hecho ciertos tipos de piercings o tatuajes en los últimos 12 meses.
• No haber tomado medicamentos similares a la aspirina
• Los donantes de plaquetas deben cumplir todos los requisitos anteriores, pero también los siguientes:
• Tener una buena vena en por lo menos un brazo.
• No haber tomado medicamentos similares a la aspirina ni antiinflamatorios, ciertos medicamentos para la gripe, algunos jarabes para la tos u otros medicamentos similares.

Donar sangre por aféresis es una forma muy eficaz de ayudar directamente a los pacientes, como se obtienen varios componentes sanguíneos en cada donación podemos ayudar a varias personas asegurando que estos productos que salvan vidas estén disponibles en mayor cantidad para nuestra comunidad con solo invertir 2½ horas de nuestro tiempo para todo el proceso de donación.