¿Qué es el esófago?

El esófago es la primera parte del tracto gastrointestinal. Es una estructura en forma de tubo que conecta la boca con el estómago, permitiendo que se traguen los alimentos y el líquido. Hay músculos que rodean el esófago que le permiten contraerse y empujar la comida y el líquido hacia el estómago.

¿Qué es el cáncer de esófago?

El cáncer de esófago describe la enfermedad en la que las células que recubren el esófago cambian o mutan y se vuelven malignas. Estas células crecen fuera de control y forman una masa o tumor. El cáncer de esófago tiende a ser una enfermedad de las personas mayores, por lo general después de los 65 años, y tiende a afectar a los hombres con mucha más frecuencia que a las mujeres. Algunos tumores esofágicos son metástasis de cáncer que se originaron en otra parte del cuerpo. Por ejemplo, los cánceres de laringe, faringe, amígdalas, pulmones, mama, hígado, riñón, próstata, testículos, huesos y piel pueden diseminarse al esófago.

Hay dos tipos principales de cáncer de esófago:

• El carcinoma de células escamosas esofágico que afecta las células escamosas y generalmente se desarrolla dentro del tercio medio del esófago. Las células escamosas describen células delgadas y planas que recubren la superficie interna de la porción media del esófago.

• El adenocarcinoma de esófago que afecta el tercio inferior del esófago. Este tipo de cáncer surge de las células glandulares que se encuentran en esa área del esófago.

Existen formas más raras de cáncer que afectan el esófago, como linfoma, melanoma maligno, sarcoma, coriocarcinoma y cáncer de células pequeñas.

Cuáles son los factores de riesgo y las causas del cáncer de esófago?

El cáncer de esófago se produce porque ocurren cambios en el ADN de las células que recubren el esófago. La razón exacta de estos cambios o mutaciones es incierta, pero se conocen factores de riesgo para desarrollar estos cánceres.

• El cáncer de células escamosas del esófago está relacionado con el uso de alcohol y productos de tabaco, tanto humo como sin humo. Cuando los dos se usan juntos, el riesgo de este tipo de cáncer aumenta.
• El adenocarcinoma afecta al tercio inferior del esófago y se cree que está relacionado con la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Cuando el ácido retrolava desde el estómago hacia el esófago inferior, puede producirse inflamación y daño celular.
• El esófago de Barrett describe una displasia anormal y se cree que quizás sea un precursor del desarrollo de nuevas mutaciones celulares y adenocarcinoma.
• Fumar aumenta el riesgo de adenocarcinoma.
• Otros posibles factores de riesgo para el cáncer de esófago incluyen las quemaduras esofágicas debido a la ingestión accidental o intencional de materiales cáusticos como el blanqueador; infecciones inusuales con levaduras, hongos o virus del papiloma humano (VPH); y ciertos alimentos inusuales (por ejemplo, nueces de betel que son prominentes en algunas dietas asiáticas).

Síntomas del cáncer de esófago

En general, los síntomas del cáncer de esófago ocurren solo cuando el tumor está lo suficientemente avanzado. Estos son:

• Dolor en el pecho que irradia hacia atrás;
• Fatiga
• Ronquera o tos (sin explicación por otras causas, como resfríos), un síntoma inicial pero raro;
• Dolor al tragar;
• Persistentes sensaciones de acidez estomacal;
• Una dificultad progresiva en la deglución, empezando por los sólidos;
• Una pérdida de peso.
Si bien estos síntomas pueden indicar otras enfermedades, es importante consultar a un médico si persisten.

Compartir esta información:

Te gustó nuestro blog? Por favor compartelo!! :)