El pasado 14 de junio se celebró el Día Mundial del Donante de Sangre, con el objetivo de crear conciencia sobre la necesidad constante de donaciones regulares sobre todo cuando se habla del cáncer, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable.

Las donaciones regulares de sangre por un número de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento oportuno y el lugar en que se precise, ahí radica la importancia de donar sangre a pacientes con cáncer, no es solo el hecho de salvar vidas, va más allá, quien tiene cáncer, tiene una condición especial y requiere de transfusiones continuas.

Los pacientes con cáncer que reciben tratamiento de quimioterapia disminuyen la capacidad de producir nuevas células sanguíneas conllevando esto a no poder reemplazar las células que han sido destruidas. Esto conduce a la caída de los recuentos celulares de la sangre y, por lo tanto, puede ser necesaria la transfusión de glóbulos rojos y / o plaquetas.

Las transfusiones ayudan a manejar los síntomas que experimentan los pacientes debido al bajo recuento de células sanguíneas y les permite continuar con su tratamiento.

Los pacientes tratados con Hematológico (leucemia y linfoma) se ven afectados significativamente, debido a que sus propias células sanguíneas no tienen un funcionamiento correcto y el tratamiento recibido para la enfermedad, afecta también su capacidad para producir suficientes células sanguíneas saludables.

Su recuento sanguíneo puede llegar a ser muy bajo, haciéndolos propensos a infecciones que amenazan la vida y a sangrados. Sin transfusiones de sangre, muchos de estos pacientes no pueden recibir su tratamiento y por tanto su enfermedad se agrava.

En un lugar donde se da tratamiento a todo tipo de neoplasias malignas como tumores sólidos, líquidos, o enfermedades hematológicas, las donaciones de sangre se requieren diariamente. Cada minuto se necesita sangre para ser utilizada en los pacientes en tratamiento.La sangre, es el regalo más valioso que podemos ofrecer a otra persona: es un regalo de vida.

La decisión de donar sangre, es un acto de amor y puede salvar una vida, o incluso varias si la sangre es separada por componentes, que pueden ser utilizados individualmente para pacientes con enfermedades específicas, ya que una unidad de sangre se puede separar en varios componentes utilizables, que son:

• Las plaquetas, son esenciales para la coagulación de la sangre. La transfusión de plaquetas son necesarias para apoyar a pacientes sometidos a terapia de cáncer, cirugía de corazón abierto o trasplante de órganos, así como para pacientes con trastornos de sangrado.

Las plaquetas tienen una vida útil muy corta y deben ser transfundidas dentro de los cinco días de la recolección. Esto requiere una reposición constante, una persona puede hacer donación de plaquetas hasta 24 veces al año.

• Los glóbulos rojos, distribuyen el oxígeno a los tejidos del cuerpo a través de la hemoglobina, y lleva el dióxido de carbono residual de nuevo a los pulmones. Las transfusiones de glóbulos rojos son más necesarias después de una pérdida significativa de sangre debido a trauma o cirugía, o para tratar la anemia.

La donación de glóbulos rojos puede hacerse cada ocho semanas. Una donación doble de glóbulos rojos completos, recogida por aféresis, se puede realizarse cada 16 semanas. Los donantes de tipo O negativo están en alta demanda debido a que se pueden utilizar para la transfusión de pacientes con cualquier tipo de sangre.

• El plasma, es la porción líquida que transporta todas las células y componentes de la sangre. El plasma contiene un gran número de proteínas y sustancias que a menudo son ingredientes importantes en los procedimientos médicos. Se utiliza para tratar a pacientes con deficiencias de factor de coagulación, como pacientes con insuficiencia hepática y aquellos pacientes con ciertos trastornos hemorrágicos.

Las donaciones de plasma se pueden hacer cada cuatro semanas.

Los donantes tipo AB están en alta demanda porque son donantes de plasma universales, es decir, que se puede utilizar para tratar a todos los pacientes.

Debemos crear la cultura de donar sangre en la sociedad dominicana. Este cambio se puede lograr creando campañas de educación dirigida a la población motivando, informando y creando conciencia sobre la donación de sangre.

No tenemos que esperar a vernos en la necesidad por un accidente o enfermedad, simplemente ir al centro más cercano y donar, donar vida, pues mañana tú puedes necesitarla.