El cáncer colorrectal generalmente se desarrolla de una lesión premaligna llamada pólipo. Es una enfermedad que afecta el colon o el recto y es una de las principales causas de muerte por cáncer en el mundo. Es un cáncer frecuente en mayores de 55 años sin embargo en los últimos tiempos hemos visto un aumento gradual en los casos en los menores de 55 años.

 

¿Cómo prevenir el cáncer de colon?

La detección y el tratamiento tempranos del cáncer colorrectal pueden evitar la muerte por este tipo de cáncer. Es posible evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección que ayudan a prevenir el cáncer.

 

Evitar los factores de riesgo
  • El riesgo de cáncer colorrectal aumenta después de los 50 años:
    La mayoría de los casos de cáncer colorrectal se diagnostican después de los 50 años.
  • Antecedentes familiares de cáncer colorrectal:
    Si alguno de los padres, hermanos o hijos tienen cáncer colorrectal, esto duplica el riesgo de una persona de tener cáncer colorrectal.

 

Si usted tiene alguno de los siguientes antecedentes su riesgo esta aumentado:

  • Cáncer colorrectal previo.
  • Adenomas de riesgo alto (pólipos colorrectales que miden un centímetro o más, o que tienen células de aspecto anormal cuando se observan al microscopio).
  • Cáncer de ovario.
  • El riesgo de cáncer colorrectal aumenta cuando se heredan ciertos cambios en los genes relacionados con la poliposis adenomatosa familiar (PAF) o el cáncer de colon sin poliposis hereditario (CCSPH o síndrome de Lynch).
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn).

 

Exámenes de detección del cáncer colorrectal

Hay cinco tipos de pruebas que se utilizan para detectar el cáncer colorrectal:

  • Prueba de sangre oculta en la materia fecal
  • Sigmoidoscopia
  • Colonoscopia
  • Colonoscopia virtual
  • Prueba de ADN en la materia fecal

 

Los signos y síntomas del cáncer de colon
  • Molestia gases o dolor abdominal.
  • Alteración del patrón evacuatorio (diarreas o constipación frecuentes).
  • Sangre en las heces (esto tenerlo pendiente, pues es un signo muy frecuente).
  • Distensión abdominal frecuente.
  • Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Anemia.

 

Muchas personas con cáncer de colon no experimentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad. Por esto la Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda que las personas que tienen un riesgo promedio de padecer cáncer colorrectal comiencen las pruebas de detección periódicas a la edad de 45 años, esto si no hay síntomas, porque de existir síntomas las pruebas deben iniciar de inmediato.

 


Publicado en el:  Periódico El Nacional


Por:
Dra. Jazmín Camacho
Oncóloga Clínica
| Oncológía Clínica, INCART